jueves, 20 de febrero de 2014

UN NUEVO ORDEN GILBERT AND MORRIS




STEPHEN MORRIS Y GILLIAN GILBERT, o lo que es lo mismo la mitad del grupo inglés nacido de las cenizas de Joy División, NEW ORDER. Vale este post no va mucho del tema guitarrero (más tira por lo electrónico), ni por el sudor (muy de sangre caliente no son para que vamos a mentir), y para colmo tampoco va de estrellas más bien segundones.

Durante unos años fui seguidor de Joy División pero con el paso del tiempo la canonización de Ian Curtis comenzó a darme repelus y sus discos de tanta oscuridad, melancolía  comenzaron en un hartazgo que aún hoy continua. Por el contrario New Order la continuación del legado División comenzó sin pena ni gloria en mi tocadiscos para poco a poco adueñarse de mis altavoces gracias a las mismas letanías que los División procesaban pero ahora a ritmo pegadizo. Mi teoría sobre el particular es que la deserción de Ian Curtis, un cenizo de tomo y lomo, y la presencia femenina desató un brillo oculto hasta entonces ,pues ya estaba bien de tanta desolación

BERNARD SUMMER, IAN CURTIS, PETER HOOK, Y STEPHEN MORRIS componían el grupo de Manchester JOY DIVISON, tal oscura ciudad inglesa no podía dar lugar más que un grupo tan singular. Stephen  en principio era un simple batería contratado por el resto de los miembros del grupo, pero se queda no sólo por su buen quehacer a los palos sino por cuanto no da lata ninguna a Bernard Summer cabeza pensante del grupo, pues Ian excepcional letrista era imprevisible , enfermo mental y raro a más no poder y Hook tiene un cáracter agresivo e incontrolable por lo que Stephen imponía un sosiego más que necesario.

Un 18 de Mayo de 1980 , Ian Curtis se suicida colgándose en su vivienda  dejándo al resto del grupo en estado de shock . Una gira importante por EEUU debe ser cancelada y los planes del nuevo álbum se van por el retrete. En un acto que les honraba los miembros del grupo deciden continuar adelante pero cambiaran de denominación , primero se llamaron NO NAMES para después ser conocidos como NEW ORDER.  La tarea de substituir a Ian Curtis y el reparto de papeles no fue causa de fricciones , lo cual sorprende dado el cáracter de Hook, La parte vocal iría a parar a Summer aunque Morris tendría su papel no en vano en los Joy Divisón tenía su intervención a las voces; Hook al bajo era ineludible, por lo que Summer se quedaba a los mandos de guitarras y teclados. Demasiado quehacer para Summer que insistió en traer al grupo a GILLIAN GILBERT una morenita bastante feucha que era novia de STEPHEN MORRIS. Gillian no era una gran novedad por cuanto en los meses anteriores a la muerte de Curtis había actuado con el grupo tocando la guitarra .

A partir de aquí el resto es historia , que probablemente se vaya desvelando a medida que las turnos se vayan sucediendo. Sólo señalar que tras un primer disco MOVEMENT muy similar al estilo Division , le sucede un cambio que se intuía en los últimos trabajos con Curtis (obsesionado por la electrónica y con Kraftwerk) pero ahora acentuado por el oficio a los sintetizadores de Gillian Gilbert, así el mundo dance y techno entran de lleno en los trabajos del grupo ( sobre todo en los singles), su siguiente lp POWER CORRUPTION AND LIES puede decirse que se trata de un  nuevo grupo alejado en parte de las sombras de Joy Division. El single previo al disco BLUE MONDAY inagura la cultura rave de Manchester, el acid house y un nuevo movimiento musical inglés .



Tras esa introducción biográfica pasemos a la parejita . Gilbert a finales de los 70 se encontraba en un grupo de 3 chicas que hacían punk bajo el nombre de THE INADEQUADES. Estas enseyaban en el mismo local que ese cuarteto con un cantante un poco rarito llamado JOY DIVISON. El habitual contacto con el grupo sólo tiene el fruto de nacer una relación sentimental entre el bateria Stephen y la citada chica. Joy Division siguió mientras que del grupo de las chicas se acabó sin que nadie lloré su perdida, La chica siempre fué aceptada por el grupo y hasta recurrieron a ella cuando las cosas en directo se convirtieron en imposibles. Nadie discutió la idea de Summers de incorporarla a NEW ORDER cuando se dieron cuenta de la imposibilidad de seguir adelante con una formación de trio.

Si alguien pudiera pensar que su presencia es un mero capricho o su aportación anecdotíca se equivocaría gran parte del sonido característico de New Order proviene de los teclados que de forma habitual  son tocados por Gillian. Es significativo que a mi juicio más flojo disco del grupo coincide con aquel en el cual se encontraba ausente Waiting for the siren´s call. para cuidar a sus hijos fruto de la relación con Morris. Desde 1993 se encuentran casados y tienen dos chicos. Vamos una familia modelo.

La pareja  forma parte de New Order con 9 álbumes y un montón de singles, remixes y recopilatorios en su haber. Stephen Morris fué parte de Joy División con 3 discos y varios recopilatorios. Gilbert y Morris han trabajado para Nine Inch Nails en su disco de remezclas Year Zero Remixed, Stephen ha ayudado a su colega Summer en uno de sus proyectos paralelos Bad Lieutenant con Alex James de Blur y James Cunningham ( ahora en New Order) en sus filas, Echo and The Bunnymen contó con el como batería para su disco homónimo de 1987. De estas colaboraciones y trabajos al margén del grupo principal destacaremos dos obras realizadas a la limón con su mujer bajo el nombre de THE OTHER TWO  bajo los titulos de THE OTHER TWO AND YOU  (1993) y SUPER HIGHWAYS (1999)

El primero de dichos discos y el más interesante ( irregular en comparación con los discos de New Order) nace tras el disco TECHNIQUE y en pleno desfase del grupo con los sonidos ibicencos, el mundo del acid house y el mundo de sustancias un tanto ilegales. La necesidad de un parón en las actividades de New Order llevó a la búsqueda de nuevos caminos ( los más interesantes son los tomados por Bernard Summer) y nuestra parejita iba a dar rienda suelta a sus instintos musicales con el proyecto THE OTHER TWO , aunque dicho disco se grabo antes de la salida al mercado del citado Technique



Lo que nos depara el disco es unas cuantas canciones de corte techno pop no muy alejadas de los momentos más danzarines  de New Order. Las intenciones de sonidos pop eran tan evidentes que en un  principio habían pensado en Kim Wilde si bien luego Gillian tomo las riendas vocales como había demostrado en temas como Procession, Confusion o Doubts Even Here .

De escaso éxito comercial, ni tan  siquiera el tirón de pertenecer a uno de los grupos más importantes de Uk les permitió asaltar puestos de las listas, aunque tal cuestión tampoco importaba demasiado al dúo.

TASTY FISH, SELFISH e INNOCENCE fueron los singles extraidos del disco en cuestión.

   

Años después volverían con un aceptable segundo round SUGAR HIGHWAY de similares caracteristícas al primero de los intentos en solitario , es decir más pop electrónico con un poco de dance music. Nada nuevo pero si ejecutado con sapiencia.










    Desde luego ningún degustador de New Order quedará insatisfecho con temas como THE RIVER , YOU CAN FLY, SUPER HIGHWAY, NEW HORIZONS... aunque varios de los temas , los más bailables, estén cantados por MELANIE WILLIAMS, cantante del grupo de Manchester SUB SUB posteriormente más conocidos como DOVES.



Bien terminamos un repaso a la parte más desconocida de New Order , nacida de un pálido intento de conseguir un poco de respeto a uno de los grandes grupos británicos de estas últimas décadas.

2 comentarios:

  1. Muy buena revisión de la carrera del matrimonio Morris. Gillian estuvo ausente de New Order durante unos años por el cuidado de los niños. Creo que uno de los hijos del matrimonio requería atención especial, por lo que Gillian no podía salir de giras.
    Stephen siempre ha hecho de bisagra en el grupo. Era el nexo de unión entre unos Hook y Summer separados en sus preferencias por los directos y el estudio, además de sus caracteres, por supuesto. En ese sentido, ha sido siempre una pieza vital en la cohesión del grupo, y en su sonido.
    Gillian ha sido importante en ese toque ambiental de New Order, a pesar de que en el escenario se movía casi menos que Florian Schneider en Kraftwerk. Con una pose de timidez, su no aparición con el grupo fue lamentada por muchos de sus fans, ya que el sonido no era ni mucho el mismo.
    Como dúo, The Other Two, hacen un pop azucarado con teclados bastante suave, de las que sus mejores canciones son las que has destacado. A mí me parece un poquito mejor el segundo álbum, aunque el primero tiene buenas canciones como Selfish.

    ResponderEliminar
  2. Desconocía toda esta relación con el Nuevo Orden. Ilustrándome. Gracias.

    ResponderEliminar