viernes, 20 de junio de 2014

BILLY FURY EL UNICO CAMINO AL PARAISO

El otro día volvía ver por sabe Dios que número de vez el amable y entretenido filme de Richard Curtis LOVE ACTUALLY volví a disfrutar con el gran actor Bill Nighy interpretando a una caduca estrella del rock and roll , Billy Mack.

Este Nighy/Mack siempre me ha recordado en su aspecto físico a uno de los más grandes de los del rock inglés BILLY FURY No tengo ni idea si fué intención del actor o del director el que el personaje fuese un calco de uno de los idolos del clásico r`n`r de los 50 pero tanto si lo existió esa intención de homenaje o no, lo voy aprovechar para dedicarle unas admiradas letras.

Pero las palabras no se van a centrar en la época de éxitos y fama más bien como el personaje de ficción a sus momentos de olvido . Siempre me han emocionado los viejos COMEBACKS y en el caso de BILLY FURY es especialmente entrañable y loable

En 1966 BILLY FURY tras una década lanzando magnificos singles cual Ricky Nelson inglés, aunque su aspecto físico recordaba a un macarra Elvis, se retira del mundo musical para dedicarse a la ORNITOLOGÍA  y a componer canciones ( que no verán la luz hasta ... no adelanto acontecimientos) Poco tiempo duró esa idilica situación ya que problemas de depresión y el alcoholismo hacen mella en la salud del cantante que empieza a tener además problemas cardiacos. Un primer momento de regreso tiene lugar de la mano de Ringo Starr y David Essex para el gran filme músical THAT'LL BE THE DAY en 1973 ( nada que ver con Buddy Holly y si a los primerizos Beatles) sin embargo el verdadero intento por regresar a lo grande se centra en los primeros años 80 , cuando su figura empieza a ser reivindicada por los cachorros del pub rock.





Pese a tener varios ataques cardiacos BILLY se mete en el estudio con el productor STUART COLEMAN, un genio habituado a lidiar con titanes del rock and roll como Shakins Stevens, Cliff Richard, Little Richard, Blasters... y con él auténticos fans del viejo rockero , un par de Rumours de Graham Parker, BILLY BREMMER y JOHN IRISH EARLE,  unos session man de impacto NEIL KING, HOWARD TIBBLE o PETE WINGFIELD y la dirección artistica del gran IVOR RAYMONDE

De todo ese trabajo se compila un LP llamado de forma tan propia como THE ONE AND THE ONLY




THE ONE AND THE ONLY es el tipico disco que  me gusta tener y escuchar. Demode, con gotas horterillas de rock and roll clásiquete, Buenos estribillos  con dulce sabor y olor a azucar Teen Idol Fifties. Por supuesto nada nuevo ni novedoso pero acaso los jóvenes de los 80 como Lowe o Parker habían inventado algo moderno, pues va ser que no pero tampoco hacía falta.



Encontrándose promocionando el disco tuvo un nuevo  encuentro con la parca, otro ataque cardiaco le dejó casi ciego y  con una parcial paralísis pero que no le es impedimento para que deje de pisar los escenarios en pleno y febril amor al Rock'N'Roll. Las consecuencias son fatales , un 28 de Enero de 1983 , tras su bolo en el Teatro Beck de la localidad de Hayes , fallece tras el último ataque a su maltrecho corazón. Muerte por y para el rock and roll , loable si señor



No tuvo la suerte del personaje de BILLY MACK pero BILLY FURY ha alcanzado la gloria y grandeza

Aunque no es uno de sus mejores momentos y clásicos momentos THE ONE AND THE ONLY no debe estar fuera de las posesiones de los pub rock maniacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario