miércoles, 5 de febrero de 2014

LEIF GARRETT MEMORIZANDO TU NUMERO DE TELEFONO


El paso de los años en el mundo de las listas de éxito comercial demuestra de forma indubitada la decadencia de la música juvénil , pop , rock  o como quiera ser definida. Desde la aparición de Elvis Presley en las listas del Billboard convivieron durante unas cuantas décadas el binomio éxito comercial y calidad del producto en una cantidad ingente de ocasiones. Hoy nadie discute la calidad de Motown, Sun, Beatles , y todos están plagados de números uno. Ver las listas comerciales de los años 50-70 son una bendición. Durante los años 70 las cosas comienzan a torcerse por la búsqueda fácil del éxito bajo campañas de marketing que no de la calidad de artistas ,  interpretes o compositores , los años 80 suponen el refinamiento del sistema y una vez asentado en los 90 llegamos al SXXI en el peor de los escenarios posibles. Prácticamente nada de lo que vende hoy tiene una minima calidad exigible. El mundo de la descarga digital ha favorecido las cosas, ya no hay interés por el cuidado del producto, para qué si se consume en un móvil con una calidad de sonido nefasta, tampoco hay necesidad de grandes composiciones u obras por cuanto el formato de LP ha muerto substituido por melodías de politonos telefónicos.
Esta disertación viene al caso por cuanto se ha llegado a la paradoja que formulas musicales que antaño eran denostadas  hoy la propia evolución musical las convierte en una bendición.
LEIF GARRETT hace 30 años era como ahora JUSTIN BIEBER. Todas las niñas de 12 a 15 años morían por él. Leif era portada de cada uno de los números de las revistas de adolescentes, en España  era el SUPERPOP. Vendía  discos  y era odiado por el resto de los consumidores de música rock. Una diferencia fundamental entre ambos casos radica precisamente en lo más importante y que hoy se olvida, LAS CANCIONES.  Leif Garrett por lo menos presenta unas cuantas buenas canciones. Escepticos o no pasó a demostrar dicha afirmación.


En 1976 , un jóvencito Leif Garrett era una pequeña estrella adolescente de la TV sobre todo gracias a la serie TRES EN LA CARRETERA, aquellos que ronden los 40 recordaran la misma,



La cara de ángel de Leif no iba a ser desaprovechada por el sabio productor especialista en teen idol MICHAEL LLOYD que no dudó ni un ápice en apadrinar a pequeño Leif (100 discos de oro son su curriculum). Primero se encargó de conquistar la revista TEEN BEAT el superpop yanqui, y luego de producirle un primer LP en 1976 que con el titulo tan imaginativo como LEIF GARRETT presentaba un producto de rápido consumo compuesto por versiones de clásicos del R'N'R como Runeround Sea, Put Your Head On my Shoulder, California Girls... , es decir nada muy imaginativo,y sin embargo dos temas escritos por Michael LLoyd sobresalían de forma notoria ( lo que  permiten amortizar el disco caso de adquirirse a bajo precio) I WANNA SHARE WITH YOU , un medio tiempo pegadizo valido para bodas y bautizos, y  SPECIAL KIND OF GIRL una balada para niñas .



Unas aceptables ventas del disco animaron a Michael LLoyd a repetir con el rubiales con un segundo LP en 1978 FEEL THE NEED que ofrecía un poco más de lo mismo , clásicos (Groovin, Sheila, Fun Fun Fun) y dos buenos temas de Michael LLoyd, el millonaria en ventas , un buenisima canción de disco pop I WAS MADE FOR DANCING  y un plagio a los Bee Gees 70's LIVING WITHOUT YOUR LOVE 



A renglón seguido , sin descanso para el ávido público de niñas de tierna edad, aparece su tercer LP SAME GOES FOR YOU (1979).  Con creces su mejor disco, y es más un MUY BUEN DISCO diría yo. Un gran disco de power pop si me permiten decirlo. Las versiones son mejores , más rockeras como Kicks de Paul Revere and The Raiders , y los temas originales son alguno de ellos una BOMBA sobre todo uno de mis HIMNOS PERSONALES DEL POWER POP , MEMORIZE YOUR NUMBER .  Solo este tema vale el precio del disco.





Otros buenos momentos son las  canciones del disco son la AOR HUNGRY OUT FOR YOUR LOVE TONIGHT, GIVE IN, o LITTLE THINGS THINGS YOU DO (excelente)

                       

Pese a que en calidad este último disco era superior a los precedentes las ventas fueron menores, comienzan los 80's  y otros sonidos empiezan a calar entre los jóvenes. CAN'T EXPLAIN de 1980, cuarto disco del ya no tan chaval Leif, es un bajón en toda regla. Versiones cada vez peores y al mismo arriesgadas , no parece muy lógico que Leif se ponga con el Run Run Run, Bits an Pice o I CAN'T EXPLAIN  de los Who si bien ésta es bastante salvable. 




En 1981 se publica el último lp de Leif MY MOVIES ON YOU que no es más que continuar con el esperpento del disco previo. Ya su portada asusta pues parece el hijo que Julio Iglesias hubiere deseado tener.



1981 pone fin a la carrera musical de Leif que decide centrarse en el cine: Un papèl en The OUtsiders de Coppola, otro en un spaguetti western con Lee Van Cleef,  God's Gun... poco a poco desaparece salvo por sus problemas de drogas que inundan los tabloides de Usa , sus problemas legales derivados de un accidente de circulación dónde al conducir bajo efectos de estupefacientes provocó que uno de sus colegas quedase tetraplejico, o su pertenencia a la cienciología que abandonó en 1992

Tras varias décadas de ir dando tumbos decide volver a probar con la música, aunque de un modo sorprendente, su unión al grupo de Hard rock o metal THE MELVINS se convirtió en una manera de lavar la imagen de teen. Su versión del tema Smell likes teen Spirit con los citados Melvins es su legado en 1995

   En este siglo ha colaborado con Craig Else un compositor quE comenzó en grupos punks en 1978 para acabar en una de la reencarnaciones de los bublegum Gods BAY CITY ROLLERS, Un par de temas y una versión de Neil Young es todo lo ofrecido en esta colaboración.
Sin olvidarnos de dos albumes F8 y ThREE SIDES OF que no he tenido el gusto de escuchar en su integridad ni falta que hace a la vista del estado deplorable del Sr Garrett sólo superado por Axel Rose en sus momentos post classics Guns .



No me gustaría despedirme con tal mal sabor de boca por lo que mejor ver al idolo en sus momentos de respetable gloría.

3 comentarios:

  1. Conservo el single del Memorize your number", un tema que todavía me da buen rollo. Había algo en este teen idol que nunca me ha dejado de gustar.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ha sido un trago porque siempre lo odié, continuamente pintaba la fotos y pósters que mi hermana mayor colgaba en el dormitorio. Ahora me he sentido casi culpable por ello viendo que hizo algún que otro intento para tener una carrera más seria; curioso lo de los Melvis, he escuchado esa versión más de una vez.

    ResponderEliminar
  3. Dios MIIIIIIIIIIOOOOO!!!!! Joder!, el Garret!!!!, Menudo postazo que te has currado, una obra de arte querido compañero, hablé hace mucho tiempo de él y de la 'baby-exploitation' en la Industria Musical y en el Celuloide en un programa de radio que hacia en mis años Turolenses con RII-DII. Increible, qué recuerdos, fue la estrella del programa!!!. Lo que afirmas en tu primer párrafo, AMÉN AMIGO!!! verdades como puños, totalmente de acuerdo. En cuanto a la calidad musical de Leif, en fin, reconozco que hay canciones salvables pero es un frikazo setentero de primer orden...a pesar de que cante mucho mejor que Justin Biever!!!

    Increible, de 10!!

    ResponderEliminar