domingo, 21 de julio de 2013

KIMBERLEY REW UN CAFE, ESSEX , TRENES Y MI BAJISTA FAVORITA (La historia de KR part 5)

En el año 2002 la vida le sonríe a KIMBERLEY REW, el eterno optimista tiene razones de peso para estarlo, cuenta corriente saneada gracias a los royalties de Katrina and The Waves, reside con su mujer feliz en las cercanías de su ciudad natal, puede departir con compañeros y amigos de profesión sin verse agobiado por agotadoras giras y empieza a ganarse un respeto como autor de canciones.
Su disco de 2001 TUNNEL INTO SUMMER sorprendió por su calidad, y llega la hora de consolidar su reputación. Si hasta la data la presencia del acid pop ha sido constante en la carrera de Rew , las nuevas circunstancias de su vida le permiten olvidarse de esos pasajes oníricos y psicodélicos por algo más mundano, ha llegado la hora de otros clásicos del pop inglés RAY DAVIES y NICK LOWE
GREAT CENTRAL REVISITED su segundo trabajo en solitario (2002), es un compendió de clásicas canciones de pop rock  inglés. Temas que recuerdan a Ray Davies (WE WILL SWIM TOGETHER, GREAT CENTRAL REVISITED), al susodicho NICK LOWE ( ENGLISH ROAD, JUNE BARLEY) pero también a sus ídolos de los 60 de los cuales cuenta historias y recuerdos (SCREAMING LORD SUTCH)


Como Kimberley es afable , vuelven apuntarse a pasar unos días de asueto,  mientras graban , los colegas de siempre , o sea Hitchcock, el critico de jazz y poeta Philip Larkin (a quién le dedican un tema), su mujer Lee Cave Berry, Andy Metcalfe,  e incluso se apunta el ex Katrina Vince De la Cruz. La buena sintonía se aprecia en el tono amable del disco . Puro British Pop. Un lp realmente esencial.


 

LEE CAVE BERRY, la esposa de Rew  , no es una recién llegada al mundo de la música . Reputada bajista que ha servido para gente como Fats Domino, Shakin Stevens, o los propios Soft Boys y además disponía de un par de discos de corte folk antes de encontrar en su vida a Kimberley. En el año 2003 , marido y mujer deciden que ese año es para ella. Le toca el turno de presentar sus canciones para dar salida a su creatividad y el resultado final es SPRING FORWARD.
Desde hacia muchos años (tal vez desde el Learning to Crawl de Chryssie Hynde) el pop rock inglés no había dado salido a un disco con fémina al frente  de tan buena factura.  Todos los temas (16) son compuestos por Lee Cave en solitario. Nada de coautorias, ella sola se basta . Obviamente Rew suministra todas las guitarras y produce el disco y ambos se lucen en sus respectivos instrumentos.


Un disco directo, muy variado , sin  arreglos, como si de un grupo de pub se tratase. Desde el contundente inicio de IT MUST BE HAPPY con la familia compitiendo haber quién toca mejor, el R´N´B siguiendo los parámetros de los grupos British de los 60 de HAVE YOU FALL OUT OF LOVE , YOU´RE NOT WORTH MY LOVE, o WANT SOMEONE, o el sonido folk de SO SMALL, son excelentes muestras de la magia de este olvidado Lp.
 


Transcurrido el año de la mujer, la actividad en la familia Rew no cesa y el año 2004 ve como Kimberley saca su disco más personal hasta la fecha, ESSEX HIDEWAY. Un disco de lo más inglés, Comienza con un coro muy a lo protestante solicitando la bendición sobre la obra y anunciando la evidente influencia del grupo más british los KINKS (BLESS THE ALBUM) para a continuación meternos una energíca canción PHOENIXSTOWE con enorme trabajo a la guitarra de Rew. Otros temas con ese aire de music hall como sólo Ray Davies sabe componer son THAT SOFT BOYS o SHORT SMART HAIRCUT. Para el tercer tema JEROME K JEROME dedicado al escritor inglés autor de Tres Hombres en un Bote comienza el verdadero propósito del disco que no es otro que un recorrido por las historias y lugares de la rural campiña inglesa con sus pubs y sus gentes (ESSEX HIDEWAY o ARTERIAL ROAD) . Dos son los puntos álgidos del disco la autobiográfica THE BALLAD OF THE LONE GUITARRIST con unos solos de guitarra dignos de Eric Clapton en Cream y TOURIST OF INSANITY una defensa  a su estilo de vida y de componer basado en la total libertad de estilos que ejecuta.


ESSEX HIDEWAY supondrá el último de los discos con una distribución más o menos en tiendas a partir de ahora el trabajo de Kimberley sólo se apreciara a través de la red , pero eso será objeto de una nueva parte de la historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario