sábado, 2 de marzo de 2013

BILLY JOEL .- GLASS HOUSES (1980)


Billy Joel nunca ha sido de mis compositores favoritos, reconozco su innata habilidad para crear grandes canciones y sus portensas facultades para recrear todo tipo de estilos. Pero debe ser que  mi subconsciente todavía retiene a Ana Bélen y su empalagosa versión de Piano Man que tanto me torturo en mis años mozos que como autodefensa se produce un rechazo a todo lo que huela a Billy Por ello como primer tratamiento de choque contra esa injusta fobia he decidido empezar a medicarme y nada mejor que con GLASS HOUSES.
Glass Houses fue el séptimo disco de su carrera y el tercero con su productor clásico Phil Ramone. El disco nace como una reacción al encasillamiento del artista como soft rock (blandete vamos) tras sus primeros éxitos basados en baladas como Just The Way you Are, la misma Piano Man, My life...Billy consideró que era injusto el tratamiento que se le daba (lo cual era cierto pues no sólo de baladas vivía el hombre) por lo que decidió demostrar que era capaz de facturar un buen disco de Rock a la altura de lo que por entonces se llamaba New Wave o Punk. Y desde luego tras su publicación no dejo lugar a la duda: BILLY ERES UN GRAN ROCKER.

                                You May be Right es un clásico del rock américano

Billy contaba además con una gran banda que venía rodada de los tres lps previos y con el paso de los años se convertiría en capaz de competir con la E Street de Springsteen, la Silver Bullet de Bob Seger o los propios News de Huey Lewis
                                     All for Leyna con sonido Aor de los 80
  • Billy Joel – synthesizer, harmonica, piano, accordion, vocals
  • Dave Brown – acoustic guitar, electric guitar
  • Richie Cannataorgan, flute, saxophone
  • Liberty DeVittopercussion, drums
  • Russell Javors – acoustic guitar, electric guitar
  • Doug Stegmeyerbass

  • Es la banda más clásica de Billy Joel del 76 hasta 1987 (aunque con algún cambio tras 1984)
     

                      It´s still rock´n´roll to me se convirtió en el primer número uno de su carrera
    De forma sorprendente para el directo que publicaría un año después llamado SONGS IN THE ATTIC se olvida de la parte más rockera e inmediata de éste disco  lo que le convierte en una pequeña isla dentro de su carrera
    Sometimes a Fantasy es una demostración de la capacidad como letrista de Billy y cuenta la frustración sexual de una persona que intenta convecer  a su esposa con sexo telefónico y al final...
     
    En definitiva un gran Lp , que me debe servir para quitar mis fobias, y  tras esta pastilla el siguiente medicamento será THE STRANGER y COLD SPRING HARBOR

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario